Asociación Salvadoreña de Diabetes
Asadi en Facebook

Más Pruebas Sobre Factores Medioambientales que Impulsan el Aumento de Casos de Diabetes

Un equipo internacional de investigadores ha estudiado los patrones espaciales relacionados con la difusión de la obesidad y la diabetes. Sus hallazgos sugieren que, después de todo, el sobrepeso, un factor de riesgo clave en la diabetes tipo 2, podría tener más que ver con el comportamiento colectivo que con los factores genéticos o las elecciones personales (Scientific Reports 2012. 454oi:10.1038/srep00454).

Además, esta investigación ha dejado al descubierto las relaciones entre la geografía de la epidemia de la obesidad y los patrones de comercialización y distribución de alimentos. Por ejemplo, se ha observado que existe una relación entre la prevalencia de obesidad y el crecimiento de la “economía de supermercado”.

El estudio no examinó la causalidad, es decir, si las fuerzas del mercado están impulsando la obesidad o si el mercado se está viendo influido por un comportamiento que promueve la obesidad. Sin embargo, el investigador principal, Hernan Makse, llegó a la conclusión de que es poco probable que los factores genéticos jueguen un papel principal en la epidemia de obesidad y que la difusión de este principal factor de riesgo de diabetes tipo 2 no se puede combatir si nos centramos tan sólo en el comportamiento individual.

La prevalencia de ENC parece desarrollarse en grupos y se ha observado que la extensión de la obesidad ve influida por impulsores
económicos mundiales. Los investigadores utilizaron microdatos proporcionados por los Sistemas de Vigilancia de Factores de
Riesgo relacionados con el Comportamiento de los Centros de los EEUU para el Control de Enfermedades, desde mediados de 2004
hasta 2008, a fin de investigar las correlaciones espaciales en unos años concretos. Según su mapa espacial de la obesidad en los EEUU, las áreas vecinas tienden a tener niveles similares de obesidad y diabetes tipo 2.  A fin de evaluar las propiedades de estas organizaciones espaciales, los investigadores estudiaron la densidad de población, la prevalencia de obesidad y diabetes en adultos, los índices de mortalidad por cáncer y la actividad económica. En algunos puntos críticos, aparecen correlaciones de largo alcance, que podrían ser señal de que están surgiendo “fluctuaciones críticas poderosas en la propagación de la obesidad y la diabetes”.

El equipo de investigadores cree que las correlaciones entre las fluctuaciones de la prevalencia de obesidad podrían ir vinculadas a
las variables demográficas y económicas. Para probar su hipótesis, compararon las características espaciales de las industrias que participan en la producción de alimentos y de los puntos de venta (supermercados, tiendas de alimentación y refrescos, restaurantes y bares) con otros sectores de la economía. Las áreas con concentraciones superiores a la media de empresas relacionadas con la alimentación tenían una prevalencia superior a lo normal de obesidad y diabetes. Las conclusiones del Profesor Makse dieron credibilidad a la premisa de que los factores medioambientales están influyendo sobre esta propagación de las ENC, que nos recuerda a la de una enfermedad viral, y le restan importancia a los factores genéticos, argumentando que, de ser tan sólo los factores genéticos los que determinan la obesidad, el equipo no habría podido observar estas correlaciones.

Federación Internacional de Diabetes
Diabetes Voice
Issue:
Volume 57 | Julio 2012